top of page
5000-x-1000-mujer.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 12 de Noviembre, por Claudia Padilla



Este domingo nos encontramos con los que casi les da un infarto, quienes no lo disimularon y a quienes les dio lo mismo


Se ALibiaNaron

Libia Denisse García Muñoz Ledo, se registró como precandidata del Partido Acción Nacional, donde su discurso principal fue la familia y sus “bendiciones” para poder ganar en las próximas elecciones.

Antes de todo tengo que hacer un paréntesis en lo qué pasó con las que también suspiraban por contender por el gobierno del Guanajuato.

Alejandra Gutiérrez Campos, no quería estar, pero la obligaron, en manera de protesta se armó de un abanico para no aplaudir a nadie y mucho menos aquellos que no la ayudaron a llegar, así que de aplausos nada.

Es más, ni le dio felicidad que le dijeran que iba a contender a la reelección porque necesitaba seguir el PAN en uno de los municipios considerados como bastión panista.

Al contrario de la alcaldesa, la senadora Alejandra “Wera” Reinoso, se mostró tranquila y sonriente para echarle porras a la ex secretaria de Desarrollo Social, pues la tienen en mente para ocupar otro cargo, probablemente en una secretaria.

Las dos ex contendientes se vieron en primera fila, una vestida de rojo y otra de blanco, como el diablo y el ángel.

Ahora sí, en su discurso Libia García reconoció que con su designación se dio un parteaguas en la equidad y gran paso para las mujeres.

Agradeció a todos aquellos que estuvieron y a los que no también, porque gobernará para todos.

Su discurso fue apegado a su familia, pero también a los dirigentes con los que debió tener varias platicas.

El dirigente Marko Cortés, reconoció que el PAN tendrá a la primera gobernadora del Estado de Guanajuato, tampoco podemos olvidar que cuando se le ocurrió decir que iba una mujer a la candidatura, varias se agarraron rencor.

Al final unieron filas, con todo y todo, con la intención de que todos ayuden en la precampaña y el azul predomine.

El que se enoja pierde…




POR ESO

Cuando se anunció que sería Alma Alcaraz la que iría a contender por Morena a la gubernatura del estado a más de alguno le dio el “soponcio”, porque en las diferentes encuestas en el estado la que menos tenía esperanza de llegar era la diputada local, quien pidió todo su aguinaldo por adelantado.

Ya le habíamos dicho que Ricardo Sheffield no iría, del Comité Nacional le advirtieron que su participación en esta contienda del 2024 no se daría, en cambio iría una mujer, muy seguros estaban en el estatal que la buena sería la senadora Antares Vázquez, pero como era apoyada por Ernesto Prieto, pues nada más no llegó.

Si algo pasó es que quien ganó la encuesta en todas las preguntas fue Sheffield, quien ahora iría por una senaduría (que también ya se lo habíamos adelantado).

Ahora, qué pasará en los municipios donde el ex titular de la PROFECO prometió dar las candidaturas, pues tendrán que llegar a una nueva negociación, porque a pesar de sus números tampoco tiene carta abierta para poner a quien él quiera.

Las negociaciones se preguntarán si solamente sería con Ernesto Prieto Ortega, en parte sí y en parte no, porque el acercamiento con las diferentes tribus es un tema que no solamente se arregla con cafés banqueteros.

La lucha será con todos aquellos que ahora quieran ocupar algún cargo público, y ver los jaloneos que se darán internamente, y mire que en algunas ocasiones se dan hasta desagarrarse la ropa y lo digo de manera literal.

Se había dicho que se necesitaba saber quién iría a la gubernatura para posteriormente acomodar las piezas de abajo, piezas que sí ayudaron a la representación del partido y que ahora se las deben.

Algunos consideran que, con la designación de Alma Alcaraz, prácticamente Morena entregó el estado de Guanajuato de nueva cuenta a los panistas por privilegiar otras entidades con las que no se pretende llegar a negociaciones.

Al que juega con el sueldo le van a pedir el vuelto …


UNIDAD

El que ha gritado, entrado a una guerra sucia e incluso manipulado sin ocultarlo ha sido el ex panista Ricardo Sheffield, que ahora de buenas a primeras pidió la unidad del partido para que les vaya bien.

Se la jugó en la interna y logró el apoyo, pero ahora con un doble discurso (porque así es la política), dijo que para ganar se necesita que todos jalen parejo, tal vez sí, pero ya le pusieron en claro que sin meter el pie ni jugar a las luchitas.

Por lo menos el azul-guinda dice que él ya tiene asegurado su puesto en el senado, pero desde ahí también luchará por la unidad.

El que lucha por unidad, nada más que lo haga con claridad…


Este domingo me despido en medio de los que creen que con abanico volarán a los que les caen mal, y los que todavía están que no se la creen, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


Comments


bottom of page