top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 09 de julio, por Claudia Padilla



Este domingo estamos entre los que ya están cansados y piden cambios y a los que se les caen las candidaturas


¡DE ESQUINA A ESQUINA!

No está demás decir que hay una fractura en el interior del PAN, que está ocasionando o que se vayan de Acción Nacional o que reclamen las inclusiones al partido que nada tienen que ver con la lucha que tienen en las próximas elecciones.

Esa lucha que ya se hizo entre los dos bandos para apoyar a su candidata favorita y la que creen que es mejor, aunque tenga más afluencia que otra.

Pero la pelea con todo y guantes de box es ahora entre el ex presidente del partido Fernando Torres Graciano y el actual dirigente Eduardo López Mares, quienes ya traen “bronca”.

Aunque era evidente no se caían muy bien, a consecuencia del video que subieron los ex dirigentes del PAN, Román Cifuentes, Humberto Andrade y Torres Graciano, el presidente del partido actual tomó de manera personal el “videíto” y ahora las declaraciones están como para no ponerse en medio.

Y es que ya van varias veces que Torres Graciano le responde rudo y tundido a quien todavía es su líder del partido, y digo todavía es, porque no se duda de un cambio de color, y es que hace unos días el diputado federal le dijo a López Mares que dejará de presumir que se estaba trayendo a gente “cualquiera” que no suma en nada a Acción Nacional.

El diputado aseguró que incluso que cuando él era dirigente no atrajeron a nadie y aún tuvo buenos resultados, resultados que no ha tenido López Mares, es más, que a las pruebas se remite, por ese motivo no permitirá que el dirigente le diga que con sus estrategias le va a ir mejor al partido.

Además de recordarle que mientras suma a quien sabe quién, los verdaderos panistas se están yendo a reforzar otros partidos, por eso no le permite que alardee mucho sobre sus supuestos buenos trabajos, porque esos no se ven.

López Mares sabrá que pelearse no es la mejor estrategia, más ahora con un panismo que se encuentra dividido por una elección interna, por la migración de los militantes, y por lo que ya no pueden hablar porque los regañan.

Aún no han contado los rounds, pero por ahora nadie gana en esta guerra que ya se hizo personal y que en nada ayudan a los panistas que sí quieren seguir en el poder.

Tampoco se trata de decir estar con melón o con sandía, porque al final tendrán que trabajar juntos para tener buenos resultados.

¡A dos, de tres caídas, sin límite de tiempo!


¡ADIÓS, SE FUE!

El rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, perdió la candidatura a una diputación por Morena por querer jugarle al estudiante y creer que meterse a un lugar privado es apoyar a su gente.

Y es que ya le gustó que lo manden a que pida disculpas públicas por sus acciones que nada aportan para que llegue a un puesto público, así como lo quería y que incluso la UG sirvió para que se dieran algunas negociaciones políticas.

En varias ocasiones Guerrero Agripino ha tenido que pedir disculpas públicas, en esta última ocasión la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato emitió una recomendación para que el rector se disculpe por entrar a un medio de comunicación y se pusiera a gritar, ya se sentía de la 4T.

De su ronco pecho salió, “un reconocimiento a toda la colmena legendaria, ninguna tinta insidiosa, anónima y envenenada podrá dañar al panal de la UG”, argumentando que el medio estaba escribiendo cosas tendenciosas en contra de la casa de estudios y ya los habían agarrado de bajada.

Deberían de decirle a Luis Felipe Agripino que su trabajo no es ese, tampoco pedir disculpas por lo que hace y por lo que no hace.

Ya dijo lo siento por los casos de violencia y acoso contra estudiantes que exigían pusieran atención a los alumnos asesinados, desaparecidos o asaltados.

Y no es la primera ocasión que pasa, también está involucrado en ofrecer disculpas por las omisiones en los casos de violencia de género y para que no se olvide se tuvo que comprometer con todo y firma para que se atendieran las exigencias de seguridad y justicia del alumnado.

A Guerrero Agripino se le olvida que no se piensa con la panza, y no gana el que grita más fuerte o se mete a lugares privados, sino aquel que trabaja con la encomienda que tiene y es precisamente el de cuidar a los estudiantes, no exponerlos.

Por no saber la negociación, le quitaron la diputación…


¡OTRA VEZ!

Al que nada más no se le hace ir a la candidatura por la Presidencia de la República es al diputado federal y ex gobernador de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, que por más que levanta y estira la mano, nada más no le dan el sí.

Ahora se bajó solito porque prefirió irse apoyar a Xóchitl Gálvez para que sea la candidata del Frente Amplio por México.

En otras ocasiones al ex gobernador de Guanajuato, se ha puesto en primera fila para que lo vea su partido y lo mande a la guerra, esto no ha sucedido.

Ahora ni llorar es bueno…


Este domingo me despido salteando a los azules no me vaya a tocar un golpe rasposo, nos vemos la siguiente porque recuerde que el que “no cae, resbala”.




Comentarios


bottom of page