top of page
5000-x-1000.png
banner.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 07 de Noviembre, por Claudia Padilla



Este martes nos encontramos con las renuncias y con los que defienden los indefendible.


LA RENUNCIA ANUNCIADA

De mucho a mucho ya había dado pistas de que dejaría el PRI en Guanajuato la diputada Yulma Rocha, quien ahora será independiente.

La legisladora ya había dado a conocer en varias ocasiones que había sido víctima de violencia política y que efectivamente cada vez que podían le ponían el pie, para dejarla mal y excluirla de todas las determinaciones tomadas por quienes dirigen el partido, Ruth Tiscareño y Alejandro Arias, con quienes no se llevó bien, porque la regañaban y castigaban como si fueran sus papás.

Si bien es cierto el Revolucionario Institucional va de menos a menos, porque no pudiéramos decir que va de más a menos, porque tampoco se trata mentir, el declive está y ya, aunque también hay personajes que todavía tienen salvación, podríamos poner que es mínimo.

La queja principal de Yulma y por lo que se sale del partido, es porque se quedó en manos de personas que no son incluyentes, que juegan con la militancia, que no conocen el estado, que comenten constantemente violaciones a los derechos, porque desconocen qué se necesitan, prácticamente porque están olvidados.

No es adivinarle mucho para saber precisamente que eso es lo que ha acabado un partido que antes era visto en Guanajuato como la segunda fuerza política y en las pasadas elecciones a la gubernatura casi quedan en último lugar, precisamente porque cada uno lleva agua para su molino.

No ponerse de acuerdo, hasta en pequeños detalles como llevarse bien, ha hecho que todo esto les explote en la cara.

Para unos la salida de Yulma fue calificada como buena, pues decir lo que pensaba, fue un acto de ser una personas conflictiva, otros incluso apoyaron el actuar de la diputada por atreverse a denunciar las irregularidades.

Al final, insisto, no es que se vaya alguien o no, es quienes tienen tomado un partido político, quienes creen que por estar a la espera de ir en coalición ganan, pero las que ganan más son sus ganancias.

Que se va y que se va y que se va… y que sí se fue


QUE DEJE EL CARGO

No pasaron ni unas horas cuando el presidente de la red de Jóvenes por México, en Guanajuato, Jaime Ramos Guerrero, aventara un comunicado donde mandaba decir a Yulma Rocha que como así como renunció al PRI, también debe de dejar su cargo como diputada local, pues fueron los tricolor los que la pusieron ahí.

El joven priista escribió que la permanencia dentro de un partido político tiene que ver los ideales, convicción y compromiso de cada persona, y depende de cada quien hacerlo o no.

Pero la salida no se entiende y no se comprende, ¿a ver cómo?, pues según Jorge Ramos el partido les ha entregado todo y no está bien que se vayan con todo y cargo.

No digo que esté “chavo”, tampoco lleva poco tiempo en el PRI, pero como dice “hay que respetarse” tantito.

Que bueno que todavía haya alguien que crea en el PRI (aunque sea el solito), pues cree tanto en sus compañeros que hasta con operadores de Morena lo llevan.

Y también digo que hace falta más letras como las que escribió Jorge Ramos, que solito firmó el documento, aunque dudo que no haya pasado por más manos.

Porque hay que reconocer que, si los dinosaurios lucharan por el partido como este líder juvenil, este sería otro cuento.

También que quede claro que no defendemos a nadie, pero siempre en una historia hay dos versiones, en este caso como cien, pero hay.

Y que les den todo, todo, lo que les sobra…


YO LA QUIERO

Después de todos los vídeos, los escritos y todo lo que se ha suscitado en torno a la salida de Yulma Rocha, los que ya levantaron la mano para decir que las quieren en sus filas son los del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Aunque no hay nada definido, ya existieron acercamientos con la ahora expriista, no solamente se habló de que pudiera ir algún cargo popular, sino que el perfil de la irapuatense los puede ayudar, por lo menos se habla de una senaduría.

Ya veremos qué pasa en esta triste novela y no precisamente de acción…

Yo este martes me despido sin pasar por el PRI porque ahorita chillan, corren y atoran, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


bottom of page