top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 01 de junio, por Claudia Padilla



Este jueves nos encontramos entre los que quieren y coquetean con el enemigo…


No va sola


La diputada federal, Saraí Núñez Cerón, se quiso adelantar y decir que ella sería la única mujer que pudiera contender a la alcaldía de Celaya porque, no solamente que su esposo Juan Carlos López, es el líder del PAN en el municipio, sino porque no hay más opciones, aunque se le olvidó qué hay varias que incluso trabajan un poquito más.


La diputada local Lucy Hernández, hija del exalcalde Gerardo Hernández ya se anda moviendo para que en caso de que se diga que para Celaya va una mujer pues ella también quiere.


Por lo menos hay que anteponer que mejores iniciativas tiene Lucy Hernández que la diputada federal que quiere se “legalice” que la cajeta sea de Celaya y no de otras partes porque entonces sería como mover “piratería”.


Y es que moverse en una zona de confort tampoco sirve para que la gente te conozca, estar acompañando al alcalde y darles la mano a tres no es suficiente.


Hay que tomar en cuenta que tienen que estar bien cimentados para quitar ese avance que ha tenido Morena quien quiere gobernar a los celayenses y que en la última elección logró meter cuatro regidores aún con una candidata poco conocida.


Si no comienzan a moverse más allá de los egos (sin tomar en cuenta las negociaciones) entonces tienen que pensar hacia dónde quieren ir.


Pero los movimientos tendrían que ser contundentes, porque entonces tendría que bajarse el alcalde Javier Mendoza Marquez para no ir a la reelección, y eso no sería nada fácil.


Supongamos que no vaya el presidente municipal, entre las mujeres vistas para contender si está Saraí pero también está Lucy, ahora en caso de dedazo también sería difícil, pero si va Saraí no es necesario pensarle mucho para ver quién la favoreció.


El que está también en la lista para la alcaldía es el secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, Paulo Bañuelos Rosales, quien en dos ocasiones ha levantado la mano y espera que en esta ocasión sí le den entrada.


Esto sin contar los que salgan, pero no se puede dejar de lado que Lucy Hernández se está moviendo y vemos que incluso con el apoyo del Comité Directivo Estatal del PAN y que por ahora fue ratificada como consejera integrante de la Comisión de Estudios rumbo al proceso electoral 2024.


Así que ojos que no quieren ver es porque tuerto ha de ser…


A QUÉ LE JUEGA


Entre los que suben y bajan y luego quieren a su partido y luego no es Alejandro Navarro quien le sigue gustando andar con los guindas.


Hace unos días se dio la toma de protesta del Consejo Directivo y Comité Ejecutivo la CONCANACO SERVYTUR, ahí estuvo el alcalde de Guanajuato y agradeció lo bien que lo han tratado (los morenos) que hasta le dieron una nueva clínica del IMSS.


¡Aplausos…! pidió el alcalde para el director general del IMSS, Zoé Robledo, por el trabajo que hace, que realiza, que desvanece por todo el país y por México, que es lo mismo pero que nadie le dice porque se salió del discurso, que además por todos los guanajuatenses le daba las gracias, claro que dejó de lado la gestión por parte del Estado, porque eso no era importante.


Además, con todo y todo dejo sin aplauso a los miembros del presídium en donde estaba la secretaria de Desarrollo Social y Humano, Libia Denisse García Muñoz Ledo, el secretario de Turismo, Juan José Álvarez Brunel y otros funcionarios estatales, que no le parecieron importantes ni siquiera para mencionarlos.


Pero él estaba muy contento por su clínica que no le disfrutará mucho sino se define en el color.


El que también andaba ahí, porque no podía faltar a un evento del nivel fue el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, al que le encanta ya andar en Guanajuato solapando las irregularidades que no lo hagan ver mal en las próximas elecciones.


Y es que este amor no es azul, azul…


TODO MAL


Mientras que el alcalde de Guanajuato le echaba porras a Zoé Robledo, quien pensaba lo contrario del funcionario federal fue el mismito diputado federal panista, Éctor Jaime Ramírez Barba quien aseguró el caos gobierna, pero ahora por el IMSS-Bienestar.


Claro que Ramírez Barba no aplaudió a Zoé Robledo, al contrario, le mandó una rechifla de esas que van más dirigidas a las madres, porque aseguró que el director general del IMSS no tiene ni idea de lo que está haciendo.


Y no sabe porque desconoció la deuda del INSABI de más de 15 mil millones de pesos, que además cerró sus puertas y dejó a la deriva a los trabajadores.


El diputado federal enumeró la serie de irregularidades que se tienen tras la operación del IMSS-Bienestar y que no será nada bueno para los mexicanos.


Además, lo llamó regatero y traidor, términos que contrastan con la buena merma que le avienta el que se dice también panista Alejandro Navarro.


Ni me hables…


Este jueves me despido con buena salud sin pasar por el IMSS, ni por Guanajuato, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


Comentarios


bottom of page