BANNER 1280 X 400 PX_Mesa de trabajo 1.jpg
BANNER 1280 X 400 PX_Mesa de trabajo 1 (1).jpg
  • La Noticia al Punto

Alerta Policía Cibernética por fraudes en compra de tanques de oxígeno

La Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) alerto este viernes por el riesgo de fraudes en la compra y renta de tanques de oxígeno a través de internet.


Las autoridades detallaron que, ante el incremento en la demanda de tanques de oxígeno por la pandemia de coronavirus, algunas personas han tratado de adquirirlos en sitios web, pero terminan estafados.


Los fraudes se presentaron en grupos de ventas en Facebook y en páginas de internet falsas. Según la Policía Cibernética, los usuarios intentaron comprar tanques de oxígeno que se ofertaban a bajo costo. En esta modalidad de estafa, a las personas se les solicita un pago electrónico y luego el vendedor corta la comunicación.


De acuerdo con la SSC, los ciberdelincuentes crean páginas o perfiles similares a los de empresas que ofrecen tanques de oxígeno. Ante la prisa de adquirir los tanques para los pacientes con Covid-19, las personas no corroboran la autenticidad de los sitios y son defraudados.


El incremento de casos de coronavirus en la Ciudad de México causó una escasez de oxígeno. La búsqueda de tanque lleva a las personas a hacer largas filas para comprarlos o recargarlos.


Antes de la pandemia, algunas máquinas generadoras de oxígeno rondaban los 18 mil pesos, actualmente su costo llega a los 30 mil pesos.


En el caso de las recargas, a inicios de la pandemia tenían un costo de 70 pesos, actualmente su precio ronda los 150 pesos.


Recomendaciones para evitar fraudes con tanques de oxígeno


  • No realizar depósitos por adelantado a cuentas bancarias sospechosas o que no estén a nombre de una empresa.

  • No dar número de tarjeta, NIP o claves de seguridad en redes sociales y páginas web.

  • Revisar el perfil del vendedor, ortografía del sitio web y fotografías de los productos que se ofertan.

  • Verificar que la página vendedora cuente con dirección física, calle, colonia, alcaldía, además de un RFC o número de registro ante las autoridades sanitarias.

  • Verificar la URL de la página de internet, ésta debe contar con una “s” al final de la palabra “http” o bien, tener un pequeño candado de seguridad.

Fuente informativa: LatinUS

Compartir en Whatsapp

Compartir en Telegram

0 comentarios