• La Noticia al Punto

Al año, Sedena confecciona cerca de mil 500 banderas

Por las manos militares no solo pasan armas letales, ni solo tocan la rudeza del campo de batalla, ya sea en el combate al crimen o apoyando en tareas de reconstrucción tras los desastres naturales, también tienen la delicadeza y enorme honor de diseñar y confeccionar el símbolo patrio más representativo y significativo para México, la Bandera Nacional. Esos lienzos de tela, verde, blanco y rojo, con la imponente águila devorando una serpiente postrado sobre un nopal, como escudo nacional, son convertidas artesanalmente en esa hermosa Bandera que, como dice su canto, desde niños sabemos venerarla, y también por su amor vivir, pues en ella se encierra la historia de un país hecho a base de lucha y unidad. Desde las instalaciones de la Dirección General de Fábrica de Vestuario y Equipo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ubicado al oriente de la Ciudad de México en la alcaldía de Iztapalapa, integrantes del Ejército elaboran las casi dos mil banderas que ondean en los recintos militares del país, así como en algunos espacios tales como San Jerónimo o el Zócalo capitalino. Hasta este imponente espacio llegó Quadratín México, donde el Capitán primero, el Ingeniero Industrial Ricardo Ramírez Zamora, explicó cómo ahí hacen anualmente aproximadamente mil 950 banderas de todos los tamaños, incluyendo las monumentales que van de los 50 metros, como la que ondea en el Zócalo capitalino de la Ciudad de México, hasta los 150 metros, de esta última, la más grande, y de la cual solo existe una y está en Piedras Negras, Coahuila.


El capitán Ramírez Zamora, hombre originario de Guanajuato, alto, de voz firme, amable y de trato agradable, con apenas un año y medio en estas instalaciones, pero con amplia experiencia en su ramo y quien habla orgulloso de la responsabilidad que tienen, literalmente en sus manos, continuó detallando que además de la cantidad que tienen programadas por año, hay banderas que se hacen para ocasiones especiales y que están fuera de lo previsto. Dejó en claro que la llegada del mes patrio, no significa un aumento en la producción de Banderas, pues ésta se determina anualmente por el Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, quien de acuerdo a una logística, a los procedimientos de distribución y al tiempo de vida de las banderas, determina la cantidad. “En septiembre no hay producción extra, es el mismo, estoy ya está definido, es más, un año previo se estima y se cuantifican las necesidades del año siguiente, entonces, el programa de producción está fijado anualmente y se programa antes de iniciar el año”, explicó.


Fuente Informativa: Quadratín México



Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram