• La Noticia al Punto

AGN: Ordenar todos los expedientes secretos del Cisen, una labor gigantesca.


Ciudad de México.- El director del Archivo General de la Nación (AGN), Carlos Ruiz, visitó en Palacio Nacional al presidente Andrés Manuel López Obrador en julio del 2019, le llevaba 13 reportes más, aparte de los 19 que ya le había entregado en febrero del año pasado, que habían sido elaborados por la “policía política” que lo espió en Tabasco en los 70, cuando tenía 24 años y fue director del Instituto Nacional Indigenista.

El director explica: andábamos buscando no sé qué, a otro personaje que nos pidieron, y aparecieron 13 reportes más; él me pregunto, ¿y cuándo me vas a dar mi expediente completo?. La respuesta que le di al Presidente fue inesperada: “Nunca. Hasta que no esté ordenado todo el archivo”. El 14 de febrero de 2020 se cumplió un año de que el presidente informó que se abriría completamente al público el archivo del espionaje político del régimen priista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo: Estamos ya por dar a conocer el decreto para abrir los expedientes de la antigua Policía Federal y del Cisen. Ya se ordenó que forme parte del archivo y estamos buscando la manera de que se pueda consultar”.

El director de la AGN asevera que ha sido complicado cumplir con la instrucción, porque el contenido exacto de las 9 mil 500 cajas que conforman el archivo DFS-DGIPS, de la llamada Dirección Federal de Seguridad y de su antecesora, la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales que hay ahí, no tienen un orden para fines archivísticos, ni siquiera están foliados. No existe un inventario ni mucho menos un catálogo de su contenido. Los documentos no están organizados por expedientes de personajes, ni por eventos políticos ni por lugares. Es, meramente, la acumulación de reportes sobre las actividades de diferentes personajes desde 1926 hasta 1985.

El paquete de archivos del fondo DFS-DGIPS llegó a la sede del AGN en dos tandas: 1982, 2002 y hasta principios de 2019 esos documentos estuvieron bajo resguardo de nueve agentes del Cisen, ahora Centro Nacional de Inteligencia (CNI), las autoridades del AGN no tenían permitido consultarlos.

La AGN no tienen una certidumbre de cuánto tiempo va a llevar organizar esos documentos, será una labor gigantesca.

Lo primero que se va a realizar es, identificar por cada una de las 9 mil 500 cajas, los años en que fueron elaborados los documentos de su interior para tener un primer inventario. La descripción precisa de lo que hay adentro, a quiénes se menciona y qué momentos se reportan tendrá que esperar más tiempo.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y el AGN firmaron un acuerdo para considerar al fondo documental DFS-DGIPS como información de interés público, por lo que la consulta quedó abierta sin restricciones y sin la necesidad de testar los documentos para proteger datos personales. Estamos haciendo un inventario, de cajas por año, dijo el director.

Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram

0 comentarios