BANNER 1280 X 400 PX_Mesa de trabajo 1.jpg
BANNER 1280 X 400 PX_Mesa de trabajo 1 (1).jpg
  • La Noticia al Punto

Afganistán tiene en puerta una crisis humanitaria enorme, alerta ACNUR

El organismo para los refugiados pide al mundo que no permita que la situación se convierta en una catástrofe y llama a los países vecinos a no cerrar sus fronteras. Por otra parte, un grupo de expertos en derechos humanos insta a proteger a los periodistas afganos que temen por sus vidas.


La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) advirtió este viernes que Afganistán se acerca a una crisis humanitaria de grandes proporciones y destacó la situación incierta de los afganos vulnerables que buscan refugio fuera de las fronteras del país.

En lo que va del año, más de 600.000 afganos se han desplazado dentro del territorio. El 80% de ellos son mujeres y niños.

El portavoz de ACNUR Babar Baloch, quien se encuentra en Pakistán, conminó al mundo a no desviar su atención de Afganistán y a no abandonar a los afganos. “No podemos permitir que esto se convierta en una catástrofe humanitaria”, dijo. Mantener las fronteras abiertas

Baloch señaló que por el momento no se ha visto una gran afluencia de afganos cruzando hacia Pakistán, Irán u otros países y añadió que esto puede atribuirse a que algunas de personas piensen que no tienen los documentos correctos o a que tengan temor de enfrentarse a guardias armados en las fronteras.

“Los afganos todavía pueden pasar por Pakistán, pero el cruce está muy regulado”, señaló, detallando que hace falta mostrar documentos como tarjeta de identificación, pasaporte o visa.

Las declaraciones del portavoz siguen al llamamiento de ACNUR a los Estados vecinos de Afganistán para que mantengan sus fronteras abiertas a quienes huyen del país.

La Agencia subrayó que aunque muchas personas pueden no tener los documentos necesarios para salir, sí tienen una necesidad imperiosa de protección internacional.

Comunicadores perseguidos

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos* alertó del riesgo que corren muchos periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en Afganistán y exhortó a todos los Estados a brindarles protección urgente, recordando que sus vidas pueden estar en peligro.

Con la toma del poder por el Talibán, los profesionales de la comunicación, en particular las mujeres, encaran mayores riesgos y gran parte de ellos podría buscar seguridad fuera del país.

“Todos los gobiernos deben tomar medidas sólidas y rápidas para proteger a los periodistas afganos que enfrentan persecución, incluso mediante la expedición de visas, la asistencia en la evacuación y la apertura de fronteras para quienes deseen salir de Afganistán”, apuntaron los relatores especiales en un comunicado conjunto.

Indicaron que han aumentado considerablemente las denuncias de asesinatos selectivos de periodistas y de sus familiares, allanamientos domiciliarios, amenazas e intimidación en las áreas controladas por el Talibán.

Los expertos afirmaron que Afganistán es uno de los países más peligrosos para los periodistas y solicitaron al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a establecer un mecanismo de investigación y seguimiento para la rendición de cuentas por todas las violaciones de derechos humanos que han ocurrido y que incluyen ataques, represalias y violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación.

“La rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos es fundamental no solo para la justicia individual, sino también para la prevención de futuras violaciones”, enfatizaron. Mujeres periodistas

Los relatores expresaron especial preocupación por las amenazas y las violaciones sistemáticas de derechos humanos que enfrentan las mujeres periodistas, recordando “que pueden ser blanco de ataques por trabajar en los medios de comunicación o simplemente por figurar como mujeres en la vida pública”.

Los expertos consideraron que la resolución que adoptó la semana pasada el Consejo de Derechos Humanos sobre las garantías fundamentales en Afganistán “no aborda los riesgos específicos que enfrentan los periodistas y defensores de los derechos humanos en el país”.

En este sentido, instaron a ese órgano a hacer más para abordar la creciente amenaza que se cierne sobre los periodistas en Afganistán.

“La seguridad de los periodistas, mujeres y hombres por igual, defensores de los derechos humanos y activistas por la igualdad de género debe ser una consideración clave del compromiso del Consejo con la situación de los derechos humanos en Afganistán. Es imperativo que todos los Estados apoyen firmemente al pueblo de Afganistán”, concluyeron. Los expertos firmantes del comunicado son: Irene Khan, Relatora especial sobre la libertad de expresión; Fionnuala Ní Aoláin, Relatora especial sobre la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo; Clément Voule , Relator especial sobre la libertad de asamblea pacífica; y el Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra las mujeres.* Los relatores especiales forman parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que se ocupan de situaciones específicas de países o de cuestiones temáticas en todo el mundo.


Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan sus servicios a título individual.


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios