BANNER-1-945-ANCHO-X-520-ALTO-PX (1).gif
  • La Noticia al Punto

Advierte IMSS Guanajuato que obesidad y factores genéticos son causas de un aumento del ácido úrico

La hiperuricemia, conocida generalmente como “gota”, es un padecimiento frecuente; el 5% de la población mundial tiene niveles elevados de ácido úrico en la sangre, factor que genera la enfermedad.


“En el mundo, por lo menos 44 millones de personas cada año se ven afectadas por estos altos niveles de ácido úrico. El rango normal es de menos de 6 miligramos por decilitro, por arriba de éste ya se considera hiperuricemia”, explicó el doctor Enrique Hernández Salazar, especialista en Endocrinología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades No. 1 Centro Médico Nacional (CMN) Bajío, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, Guanajuato.


El especialista agregó que hay factores genéticos, además de la obesidad, que pueden desencadenar niveles altos de ácido úrico; no obstante, también ingerir en exceso carne roja y alcohol aumenta los niveles de ácido úrico.



Recordó que el factor más importante para desarrollar esta enfermedad es la obesidad y cada vez hay más personas que lo padecen, así como el sobrepeso; ambos padecimientos elevan los niveles de insulina en la sangre y cuando es así se condiciona resistencia a esta sustancia, lo cual en conjunto con el peso excesivo incrementa el ácido úrico.


Hernández Salazar explicó que el aumento llega a generar dolor de espalda, y es que después de los 40 años este padecimiento es la primera causa de artritis inflamatoria o inflamación de las articulaciones que llega a producir incapacidad; afecta igual a hombres y mujeres.


El especialista del IMSS en Guanajuato detalló que ante el aumento de ácido úrico en la sangre se afecta, principalmente, el dedo gordo del pie y condiciona la aparición de cálculos y falla renal.


Al respecto, señaló que el mejor tratamiento es reducir el consumo de carne, beber dos a tres litros de agua natural al día, evitar la ingesta de alcohol y ante cualquier síntoma ir a revisión médica a su Unidad de Medicina Familiar para que el personal de salud sea quien determine si es necesario un tratamiento farmacológico.


Otro punto importante, mencionó, es la correcta vigilancia de pacientes con insuficiencia renal, dado que los riñones no funcionan al 100% y esto llega a ocasionar la elevación del ácido úrico, al igual que en pacientes con cáncer o lesiones celulares.


Finalmente, el médico del Seguro Social exhortó a la población no utilizar remedios caseros y no ingerir medicamento sin prescripción médica, para evitar daños mayores. La mejor opción, reiteró, es acudir a una revisión médica profesional.


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios