• La Noticia al Punto

Acusan espionaje contra periodistas en Colombia

En Colombia en varias ocasiones se han presentado casos de espionaje desde el Estado contra periodistas y opositores políticos, hechos que en muchas ocasiones continúan sin esclarecer, subrayó hoy el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (CMPR).


La afirmación del Centro, creado en 2008 con miras a la dignificación de la memoria de las víctimas del conflicto armado en el país y para aportar a una cultura de paz, se da en el contexto del caso revelado este mayo de que el ejército de Colombia espió a periodistas, congresistas, sindicalistas, políticos y juristas entre febrero y diciembre de 2019.


“El sistema de espiar ilícitamente y perseguir a las personas críticas independientes y opositoras se ha convertido en un modus operandi que muchos han considerado un crimen de lesa humanidad”, sostuvo el CMPR.


“La guerra sucia en Colombia por medio de interceptaciones telefónicas tuvo graves antecedentes en el funcionamiento del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). En el pasado, el DAS mantuvo intervenidas las comunicaciones de periodistas independientes, magistrados de las altas cortes, opositores y líderes sociales”, lamentó.


Además de las escuchas irregulares, las fuerzas de seguridad del Estado colombiano ejercían seguimientos ilícitos a personas, atentados personales, campañas de desprestigio e incluso torturas. acusó el Centro.


Debido a los escándalos, recordó, el DAS fue clausurado en 2011. Entre sus episodios de mayor violencia se encuentra el caso de la periodista Claudia Julieta Duque, quien fue sometida a tortura psicológica junto con su hija.


“Uno de los peores episodios del DAS, por el cual ya han sido condenados tardíamente algunos victimarios y otros están en juicio. En la actualidad, las interceptaciones ilícitas a periodistas, jueces, abogados, opositores y defensores de derechos humanos continúan ocurriendo”, reprochó el CMPR.


El nuevo escándalo de espionaje, destapado por la revista Semana y confirmado por las autoridades, identifica que el ejército hizo seguimiento de más de 130 personas, entre quienes se ubica un funcionario del presidente Iván Duque.


Las escuchas ilegales ocurrieron cuando Nicacio Martínez Espinel era comandante del ejército y por ahora once responsables de la cadena de mando han sido separados de sus cargos, mientras que la Fiscalía General de la Nación avanza en las investigaciones.

Con información de NOTIMEX



Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram