BANNER-1-945-ANCHO-X-520-ALTO-PX (1).gif
  • La Noticia al Punto

A 126 años del natalicio del arquitecto, el INAH abre muestra integrada por una colección inédita

La obra del alarife zacatecano dio forma e identidad a la notable arquitectura de la ciudad de Aguascalientes


La arquitectura establece un diálogo permanente entre el arte y la técnica, así como la espiritualidad y lo utilitario. Es un lenguaje estético materializado en construcciones funcionales, el cual refleja las ideas de cada época o cultura, es, en sí, una manifestación estética en evolución constante.

Son precisamente la funcionalidad y el goce visual, dos de los atributos más destacados en la obra del alarife zacatecano Refugio Reyes Rivas (1862-1943), cuya visión creativa dio forma e identidad a la notable arquitectura de la ciudad de Aguascalientes.

En honor a sus aportes y con motivo de los 126 años de su natalicio, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Museo Regional de Historia de Aguascalientes (MRHA), en colaboración con la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y Nuevared, presenta la exposición temporal Utilidad y deleite. Trazos de Refugio Reyes, en la Sala 5 de del recinto museístico.


La muestra, cuya investigación y curaduría corrió a cargo del catedrático de la UAA, Andrés Reyes Rodríguez, está integrada por una colección inédita de 22 planos de diversas edificaciones, facilitadas por el propio académico al MRHA, además de 29 objetos personales y del quehacer arquitectónico del homenajeado, acervo de la señora Thalía Rivera Romo, bisnieta de Refugio Reyes.

Sobre la muestra que revisa la obra del arquitecto empírico zacatecano, pero que vivió la mayor parte de su vida en Aguascalientes, la directora del MRHA, Violeta Tavizón Mondragón, destacó que se trata de una exhibición esperada en la capital hidrocálida, porque Refugio Reyes fue quien dotó al centro de esa urbe de esa particularidad arquitectónica que la caracteriza.

“Él le dio a la ciudad ese aire de una arquitectura única, posrevolucionaria, ya que gran parte de su obra la desarrolló de 1908 a la década de los treinta; algunas calles de la ciudad, sobre todo en la zona donde estuvo ubicado el taller de ferrocarriles, tienen ese matiz art déco, con influencias de la corriente arquitectónica del Bauhaus, cuya interesante mezcla con la visión de Reyes, le otorgó a la ciudad una imagen particular”, subrayó la historiadora.

Siendo Aguascalientes un estado relativamente reciente, surgido a mediados del siglo XIX, añadió, refugio Reyes llega a la entidad en 1896, en un momento de bonanza económica, gracias a empresas como la metalúrgica de los hermanos Guggenheim y los talleres del ferrocarril, lo que permitió que fuera contratado por particulares, así como por el gobierno local como “Maestro” de Obras Públicas del Ayuntamiento, para realizar distintas edificaciones.

La mayoría de los edificios del centro de la ciudad, de principios del siglo XX, son de Refugio Reyes: casas habitación, hoteles, cines, templos y haciendas como la de Cañada Honda, el Soyatal y Garabato, también algunas de las principales calles le deben su imagen al arquitecto, quien tomó ciertos rasgos del art nouveau y art déco, para incorporarlos a su particular visión arquitectónica, “gran parte de esas construcciones, incluyendo la sede del MRHA, son de su factura, incursionando en obra religiosa, civil y pública, como el Congreso del Estado”.

La exposición, dividida en tres núcleos temáticos: “Aguascalientes en tiempos de Refugio Reyes”, “Utilidad, trazos de la vida de Refugio Reyes” y “Deleite, trazos arquitectónicos de Refugio Reyes”, exhibe los bocetos de edificaciones importantes como los de las torres que el arquitecto le construyera al icónico Templo de Guadalupe, en el centro de esa ciudad, así como de una capilla, en el municipio de Encarnación de Díaz, en Jalisco.

Además de algunos textos interpretativos escritos por el arquitecto Martín Andrade, especialista en la obra de Reyes Rivas, la exposición incluye diversas fotografías y una revista de la colección del arquitecto José Luis García Rubalcava, quien fue el primer director del MRHA y especialista en la obra de Reyes. Asimismo, por vez primera, se exhibe el título post mortem que la UAA le otorgó al alarife zacatecano, en 1984.

Se incluyen una regleta, sus binoculares, el bastón que utilizó hasta el fin de su vida, un planero (mueble donde guardaba los planos), entre otros elementos de su labor arquitectónica, así como objetos de uso cotidiano como un reloj de pared, una plancha que perteneció a su esposa, doña Felipa, dado que el montaje también reconoce el lugar fundamental que ella tuvo en su vida. “Siempre se ve a estos grandes personajes, pero no a las mujeres que estuvieron a su lado, impulsándolos, y su esposa estuvo con él en cada momento, además de haber administrado sus bienes y ganancias”, refirió Violeta Tavizón.

En la exposición, el edificio que alberga el museo es una pieza más de la misma: en el primer patio se colocó una cédula explicativa y un audio con la descripción arquitectónica del espacio, en voz del arquitecto García Rubalcava. Asimismo, se incluyen dos muebles interactivos manuales, diseñados por alumnos de la Licenciatura en Diseño de Interiores de la UAA, en los que los visitantes pueden construir y deconstruir algunas de las obras representativas del arquitecto.

Utilidad y deleite. Trazos de Refugio Reyes permanecerá en el MRHA hasta el 20 de marzo de 2022.


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios