• La Noticia al Punto

9 DE MARZO, UN DÍA SIN MUJERES.

Colaboración del Lic. Vicente Esqueda M.

México es considerado un país peligroso para las mujeres, y desafortundamente esa fama, ya se está dando a conocer incluso a nivel mundial; un lugar en donde de acuerdo a datos del gobierno federal e INEGI, tan solo en el 2019, fallecieron casi 4,000 mujeres víctimas de homicidio, es decir,10 diarias.

Tristemente, hace unos días supimos del feminicidio, que se define como un asesinato de una mujer, por el solo hecho de ser mujer; de Ingrid y de la pequeña Fátima, que se conocieron a nivel nacional, y que sirvieron para exponer mediáticamente, el nivel de gravedad del trato que reciben las mujeres, en áreas como seguridad, desigualdad económica y acceso a la salud.

Ante ello, “Las Brujas del mar” un grupo organizado de mujeres de Veracruz, lanzó una propuesta para un paro nacional, para el día 9 de marzo, un día después del día internacional de la mujer, en el que se propone que no salgan a las calles, al trabajo, a las escuelas y ni a hacer compras.

Múltiples políticos, universidades, gobiernos, y empresas, se han pronunciado a favor y han respaldado el paro nacional; pero también ha habido críticas y ataques, señalando desde que se trata de un asunto político partidista, hasta que habrá una pérdida económica de varios millones de pesos por ese día.

No es momento de dividirse como sociedad, hay que reconocer que aunque pudiera haber oportunistas en el tema; era necesario que se actuara, para que se visibilizara la situación para las mujeres en México, donde últimamente, argumentando temas presupuestales, se han recortado programas, y esgrimiendo razones ideológicas se ha mostrado indiferencia.

Hay quien se sorprende y dice que los conservadores se volvieron feministas, pero es importante resaltar, que la lucha por la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, no es una causa de liberales, de conservadores, de izquierda, de derecha o de centro, sino de todas y todos los mexicanos.

El término feminista, que es un movimiento que busca la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, sigue siendo desconocido para muchos, incluyendo a las más altas esferas de gobierno de nuestro país; puesto que un día se respaldó la marcha y unas cuantas horas después se retractaron.

Hay mucho por hacer en este tema, que si homologar el delito de feminicidio en el país, que si implementar políticas públicas, etc; pero creo que lo realmente importante es, ser sensibles a lo que ha sucedido y actuar desde nuestro ámbitos de competencia, porque muchos de los que opinan en contra, lo hacen desde una posición de privilegio, para mí: ¡el 9 ninguna se mueve!


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram